Influencia de las hormonas femeninas en la felicidad y la productividad

En motivo del día internacional de la mujer, Natalia y yo, promotoras del proyecto ‘Empresas Healthy and Happy’ y como mujeres que nos apasiona nuestro trabajo relacionado con las emociones, hemos querido profundizar un poco más en el tema de cómo la evolución de nuestras hormonas a lo largo del ciclo menstrual puede afectar cómo realmente nos sentimos mes a mes.

«Cada fase hormonal es perfecta tal como es. Conocer su influencia en el cuerpo y en las emociones es aprovechar nuestro potencial interno«

Del día 1 (el día en el que la menstruación regresa) hasta el día 15 aproximadamente estamos en la fase folicular. Aquí, de forma natural aumentan los niveles de las hormonas FSH y estrógenos, y fisiológicamente, después de la menstruación, tenemos mayor sensibilidad a la insulina y nuestro metabolismo va más lento (quemas menos).

Durante la menstruación recomendamos tener tiempo para descansar, dormir lo necesario, pasar una fase de reconexión y mimo con el cuerpo, respetar nuestros tiempos, y tomarnos alguna infusión de salvia o vasito de bebida vegetal con cúrcuma, un toque de pimienta y unas gotitas de aceite de coco para calmar.

En esta fase, se dispone de una energía más calmada e introspectiva. Es momento de parar, realizar funciones de trabajo más solitarias o incluso retirarse a renovar energía.

Durante la ovulación (sobre el día 15) aumentan los niveles de la hormona LH. Aquí se reduce el apetito y puede ser un buen momento quizá para aumentar nuestros niveles de hierro como preparación a la menstruación (recordad que no hace falta la carne, podemos obtener unos niveles muy buenos a partir de frutos secos, semillas, legumbres, y sobretodo, una buena digestión que permita absorberlo correctamente). A nivel emocional es un buen momento para crear, imaginar, relacionarse. Se produce un aumento de la energía y del estado de ánimo en general. Lo cual se traduce en una fase expansiva a nivel energético que se puede aprovechar para iniciar proyectos, reactivar tareas estancadas o potenciar el networking.

Después de la ovulación, y hasta que volvamos a tener la menstruación, estamos en la fase lútea y nuestra progesterona y estrógenos empiezan a bajar. Aquí aumenta el apetito, el metabolismo se eleva y producimos menos serotonina, hecho que hace que estemos más irritables, alguna alteración del sueño y en consecuencia que tengamos más ansiedad hacia la comida que nos aporta placer. En los momentos en los que tengamos más ansiedad es bueno disfrutar con todos nuestros sentidos de estos alimentos y a la vez parar y pensar si podemos conseguir esas sensaciones emocionales a partir de otras actividades o cosas. Ser capaces de identificar esa ansiedad también proporciona una mayor conexión con el cuerpo y, por lo tanto, una mayor inteligencia emocional.

Ideas para picar entre horas en esta y cualquier fase que lo necesitemos:

Autoras: Neus Elcacho y Natalia Pomar

9 comentarios en “Influencia de las hormonas femeninas en la felicidad y la productividad”

  1. Awesome blog! Do you have any recommendations for aspiring writers?
    I’m planning to start my own website soon but I’m a little lost on everything.

    Would you suggest starting with a free platform like WordPress or go
    for a paid option? There are so many options out there
    that I’m totally confused .. Any recommendations?
    Appreciate it!

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *